top of page

Ya no funciono como antes.


Pesas  ereccion no funciono como antes

Esta es la frase que suele dar comienzo a las consultas por impotencia en varones o parejas entre 45 y 65 años.


El paciente no refiere una incapacidad total para completar las relaciones, pero sí ha detectado que la rigidez y la duración han bajado. Y consulta por dos motivos: revisar que todo está bien y valorar posibilidades de tratamiento para mejorar.


En estos momentos iniciales, además de la exploración física y la analítica de sangre con parámetros hormonales, normalmente no sería necesario hacer más pruebas. Es cierto que podemos realizar una ecografía doppler de pene para conocer la fuerza con la que entra la sangre en el pene, y tener ese dato más preciso (más info aquí) .


Cualquier resultado anómalo en la analítica deberá ser estudiado en profundidad y tratado, si procede.


Si todo está bien en la analítica, tendríamos que aconsejar al paciente en términos de mejora de hábitos (alimentación, ejercicio físico, suplementación,…) y apoyo emocional o psicológico para él, o quizá en pareja. Además, proponer opciones de tratamiento. Estas pueden estar basadas en tratamientos convencionales (pastillas, cremas, inyecciones de fármacos) o en la medicina regenerativa como el plasma rico en plaquetas o PRP. Se trata de un producto procedente de tu propia sangre e inyectado en el pene (más info aquí).


Con todo, el objetivo es conseguir una mejora en la calidad de las erecciones y, por tanto, en la autoestima del paciente y en la satisfacción en sus relaciones para él y su pareja. Es decir, el objetivo es intentar "volver a funcionar como antes".


¿Has notado ese bache en tu rigidez? ¿Qué cambios o tratamientos has puesto en práctica para mejorar?




Comments


Únete a nuestra lista de correo electrónico

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page