top of page

Eyaculación precoz después de una infección en el pene.


Tras el diagnóstico de hongos notas que tus tiempos de eyaculación han bajado. Y crees que puede ser porque se ha establecido una mayor sensibilidad en el glande.


Y así es. Puede ocurrir que por la irritación de la propia balanitis (por hongos la más frecuente, pero no tiene que ser necesariamente por ese motivo) queda una mayor sensibilidad que puede modificar las sensaciones durante las relaciones sexuales. Dado que puede hacerlas más intensas, puede también acortar los tiempos de eyaculación.


Es importante recuperar esa mucosa del glande y esa piel prepucial para restaurar, de la mejor forma posible, su “buena salud”.


Cuando cuentas estos síntomas en consulta y pasamos a la exploración física, realmente el glande se ve bien, es decir, no está rojo ni lesionado en este momento. El proceso de sensibilidad aumentada del que hablo, aparece después de la inflamación, ya que tener sensaciones diferentes cuando tienes una infección o inflación activa entra dentro de lo previsible.


Podemos restaurar las mucosas con cremas reparadoras o aceites. También podemos establecer un tiempo de reposo de estímulo en el pene. Si con esto no encuentras mejoría, podemos restaurar los tejidos lesionados con inyecciones de plasma rico en plaquetas (PRP). Esto se hace bajo anestesia local y en dos sesiones para que tengas un tratamiento confortable.


Con uno u otro tipo de tratamiento, la recuperación suele llegar en la mayoría de pacientes. Hay que tener paciencia porque puede tardar meses.


Te dejo aquí el enlace a una publicación científica sobre la capacidad de curación de heridas y piel dañada del PRP.


Escríbenos aquí con cualquier duda.


63 visualizaciones

Comments


Únete a nuestra lista de correo electrónico

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page