top of page

Se te sube un testículo. ¿Por qué?


El testículo retráctil (también llamado "en ascensor") es una condición que se produce cuando uno o ambos testículos se mueven involuntariamente dentro del escroto.


En este post, hablaremos sobre las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del testículo retráctil en adultos, haciendo especial hincapié en el tratamiento con toxina botulínica.


El testículo retráctil se produce cuando el músculo cremáster, que controla el movimiento de los testículos, no funciona correctamente. En algunos casos, el músculo cremáster puede ser más sensible a la estimulación, lo que puede causar que el testículo se mueva hacia arriba y hacia abajo.

También hay otras condiciones que pueden contribuir a un testículo retráctil en adultos, como el agrandamiento del músculo cremáster, una hernia inguinal o una torsión testicular.


El síntoma principal del testículo retráctil es la movilidad involuntaria del testículo dentro del escroto. Algunos hombres pueden sentir un tirón en la ingle cuando el testículo se mueve hacia arriba, mientras que otros pueden experimentar dolor o incomodidad cuando el testículo se queda atrapado en la ingle. Puedes notarlo durante las relaciones sexuales o el ejercicio físico.


Es importante tener en cuenta que el testículo retráctil no suele ser doloroso ni peligroso en la mayoría de los casos.


El diagnóstico del testículo retráctil en adultos se realiza mediante un examen físico y una evaluación de los síntomas. Se pueden realizar pruebas adicionales, como una ecografía testicular, para descartar otras condiciones que puedan estar causando la movilidad del testículo.


El tratamiento del testículo retráctil en adultos depende de la gravedad de la condición y de si causa algún problema de salud o incomodidad. En algunos casos, podemos simplemente vigilar la condición para ver si mejora con el tiempo. En otros casos, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico para fijar el testículo en su lugar.


Sin embargo, en los últimos años, la inyección de toxina botulínica tipo A (BOTOX) puede ser un tratamiento eficaz y menos invasivo para el testículo retractil en adultos. La toxina botulínica es una sustancia que se utiliza comúnmente en la medicina estética para reducir las arrugas porque tiene efectos relajantes en los músculos.


El tratamiento con toxina botulínica para el testículo retráctil implica la inyección de la sustancia en el músculo cremáster que controla el movimiento del testículo. Esto relaja el músculo y reduce la movilidad del testículo dentro del escroto.


Un estudio de investigación publicado en el Journal of Endourology encontró que el tratamiento con toxina botulínica tipo A para el testículo retráctil fue efectivo en el 86% de los pacientes tratados. Además, el tratamiento con toxina botulínica tuvo una tasa de éxito del 95% en los pacientes que presentaban testículo retráctil debido a una hipertrofia del músculo cremáster.


El tratamiento con toxina botulínica también tiene varias ventajas sobre la cirugía. Es menos invasivo, lo que significa que hay menos riesgo de complicaciones y la recuperación es más rápida. Además, no hay cicatrices y no se necesita anestesia general, de hecho, lo hacemos en la consulta misma. Podrás volver a tus actividades normales después del tratamiento, aunque se recomienda evitar el ejercicio intenso y las relaciones sexuales durante unos días.


Es importante tener en cuenta que el tratamiento con toxina botulínica no es adecuado para todos los casos de testículo retráctil. Si el testículo se queda atrapado en la ingle o si hay otros problemas de salud relacionados con la movilidad del testículo, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico.


En conclusión, el testículo retráctil es una condición que puede afectar tanto a niños como a adultos. Aunque generalmente no es doloroso ni peligroso, puede aumentar el riesgo de torsión testicular. El tratamiento depende de la gravedad de la condición y puede incluir la vigilancia, la cirugía o la inyección de toxina botulínica.


Si sufres por un testículo retráctil, es importante que consultes con un urólogo para recibir un diagnóstico preciso y obtener el tratamiento adecuado. Si eres un buen candidato para el tratamiento con toxina botulínica, puede ser una opción menos invasiva y efectiva para reducir la movilidad del testículo.


Te esperamos en la consulta de Gandia para resolver todas tus dudas.


389 visualizaciones

Kommentare


Únete a nuestra lista de correo electrónico

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page